jueves, 11 de julio de 2013

El Partido Nacional rechaza la legalización de la marihuana


 
"La marihuana es una bosta", afirmó el diputado frenteamplista Darío Pérez quien se niega a votar el polémico proyecto que regula la venta de cannabis elaborado por el gobierno. 

Si Pérez no cede, el oficialismo no tendrá votos suficientes para aprobar la iniciativa, que es rechazada por toda la oposición, especialmente el Partido Nacional.

El Frente Amplio pretendía aprobar el proyecto el pasado miércoles, pero ante la negativa de Pérez decidió posponer la votación para el 31 de julio.

No obstante, en la interna frenteamplista y en las redes sociales arrecieron las críticas hacia el “legislador rebelde”.

Por ejemplo, el senador Ernesto Agazzi acusó a Pérez de estar "extorsionando" al Frente Amplio.

"Ya lo hemos visto. Lo hizo Semproni, lo hizo el Partido Comunista y ahora lo hace este personaje. Son todos personajes que están buscando obtener en la liga lo que no tienen en la cancha", expresó el senador en declaraciones publicadas por el matutino La Diaria.

El diputado Pérez, líder de la Liga Federal, es médico y desde que el presidente José Mujica lanzó la idea de regular la venta de marihuana se declaró contrario a la iniciativa.

En los últimos días, el Presidente se reunió con el legislador e intentó convencerlo de votar la propuesta, que puede naufragar si no la acompaña.

"Mujica me dijo muchas cosas, pero capaz que no todo lo que esperaba (…) Siempre hay gente más apurada que otra, pero una ley de este calibre necesita pasos seguros, bien pensados y coordinados", comentó el diputado.

“Yo quiero que se entienda que un cambio de paradigma de la magnitud del que va a generar la aprobación de esta ley merece pasos muy reflexivos y con mucho tino, como decía mi abuela”, insistió Pérez que aún no confirmó si votará o no la propuesta.


Posición nacionalista

El Partido Nacional no votará la ley que regula la venta de cannabis y varios de sus legisladores se posicionan como firmes opositores a la iniciativa.

El líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga, expresó su posición "clara y contundente" contra esta propuesta y dijo que "el Estado termina legitimando una situación que es tremendamente negativa”.

Recordó que “todas las ciencias del país, las cátedras de medicina, oncología, psiquiatría, psicología y farmacología han coincidido en que el mensaje que se trasmite con este proyecto es realmente preocupante".

La diputada Verónica Alonso acusó al gobierno de "banalizar y naturalizar el consumo" y de "tirar bolazos". 

Alonso inició una campaña con especialistas "para explicar los perjuicios” de este proyecto.

El diputado Gerardo Amarilla advirtió que los problemas que genera el consumo de drogas, “pueden agravarse seriamente con el proyecto de ley que legaliza la producción y comercialización de cannabis".

“Estamos asistiendo a impactos muy importantes en la salud pública, en la seguridad, en la desintegración familiar, en los ámbitos laborales y educativos, a raíz de determinadas adicciones, como para probar ensayos que podrán terminar condenando a toda una generación”, alertó Amarilla en un comunicado.

Dijo también: “Creemos que la solución no pasa por cambiar de manos el negocio de la droga sino combatir seriamente el narcotráfico y también invertir en educación y rehabilitación”.

“Tenemos información científica y académica suficiente como para entender que lejos de flexibilizarse las normas respecto al cannabis, como se hizo con el tabaco, hay que endurecerlas y encarar campañas de información y educación pública sobre los impactos en la salud humana”, remarcó el diputado, designado para fijar la posición del Partido Nacional en la Cámara.

Amarilla consideró “un chiste” proponer que el Estado comercialice la droga, cobre un impuesto y luego realice tratamientos de rehabilitación.

“La estrategia de ‘Reducción de la Demanda’ sigue siendo para nosotros la mejor alternativa donde los programas de educación, prevención y rehabilitación tengan la prioridad de la política pública”, concluye el comunicado del legislador blanco.

Por último, el diputado Pablo Iturralde se reunió esta semana con el presidente Mujica y le planteó la necesidad de hacer una campaña informando los efectos nocivos de la droga en la salud.

Además, confirmó que Alianza Nacional iniciará una gira por el interior del país para marcar su posición contraria a la iniciativa.

Iturralde también cuestionó la forma en que se aprobó el proyecto en la Comisión de Adicciones de Diputados, donde el Frente Amplio aplicó sus mayorías.


Sin presupuesto

El polémico proyecto elaborado por el Frente Amplio crea el Instituto de Regulación y Control de Cannabis, cuya tarea será imprescindible para aplicar la ley. Sin embargo, no hay un presupuesto asegurado en la Rendición de Cuentas, actualmente a estudio del Parlamento.

Por otro lado, se informó que cada test para controlar el consumo de marihuana en los conductores de vehículos tiene un costo de US$ 40, por lo que se teme que no se pueda realizar por la falta de fondos.


Saravia pide que FFAA combatan el narcotráfico

El líder de la Concertación Republicana Nacional, Jorge Saravia, pidió que el gobierno “saque a la calle a las Fuerzas Armadas” para combatir las bocas de pasta base y reforzar los puestos fronterizos.

“El Estado no está haciendo lo que tiene que hacer. Saque las Fuerzas Armadas a la calle, en apoyo a la fuerza policial y verá que en seis meses no queda una boca de pasta base”, remarcó el precandidato nacionalista.

Además, dijo que “es una locura” el proyecto que legaliza la marihuana.

“Dígale a una madre que le va a permitir a su hijo fumar porro y ¿el desarrollo mental y humano del joven? Todo el mundo sabe que la marihuana sicológicamente afecta el cerebro y este es un elemento más que va a frenar el desarrollo (...) estamos atacando a los jóvenes”, aseguró.


Piden informes por campaña en favor de la marihuana

El diputado Gonzalo Novales envió un pedido de informes al Ministerio de Salud Pública, al Ministerio de Economía y al Ministerio de Educación para intentar conocer detalles de la ONG que en estos días difunde publicidad a favor de la legalización de la marihuana.

Para Novales es “engañosa” la campaña televisiva y se pregunta “de dónde proviene el dinero” para financiarla.


Declaración de Alianza Nacional 

Los sectores parlamentarios que apoyan al líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga, transmitieron la siguiente declaración sobre el proyecto referido al cannabis:

1º Que discrepan totalmente con la forma que el gobierno ha abordado la política de drogas, y particularmente el proyecto de legalización de la Marihuana.

2º Que el mencionado proyecto viola tratados de cooperación internacional suscritos por el país.

3º Que no soluciona ni el narcotráfico ni el consumo problemático, por el contrario la legalización ambientará el consumo abusivo y la disponibilidad de la sustancia agravará el impulso adictivo. En cuanto al narcotráfico, lejos de erradicarlo, el proyecto consolidará su poder, y lo que es peor, convertirá al país en territorio liberado.

3.1 Que la venta en Farmacias a través de un Registro y autocultivo generarán un verdadero mercado negro con los excedentes de producción y compra de la marihuana legal al que deberán y podrán acceder todos los que no puedan o quieran figurar en dicho Registro.

4º Reclamamos del gobierno la implementación de una campaña de información y concientización sobre los efectos nocivos de la utilización de drogas.

5º Nuestros legisladores emprenderán una campaña nacional en el sentido mencionado.

6º Por lo expresado, rechazamos el proyecto de ley y reafirmamos nuestro compromiso de continuar con una política restrictiva y punitiva de combate al narcotráfico y con una política educativa y sanitaria que nos permita enfrentar de manera eficaz el consumo problemático de este tipo de sustancias.

7º Asimismo exigimos el combate frontal contra todas las drogas, particularmente la Pasta Base de Cocaína, flagelo que afecta a nuestra sociedad e impacta en la Seguridad Pública


Declaración de Concordia Nacional

La Juventud de Concordia Nacional, sector liderado por Ana Lía Piñeyrúa, fijó posición sobre el proyecto de regulación de la marihuana:

1. Nos pronunciamos enfáticamente en contra de un proyecto que facilita y pone a disposición de toda la población una droga altamente nociva y adictiva que perjudica notablemente a los consumidores.

2. Las formas dispuestas para su acceso (autocultivo, clubes de fumadores, compra directa) así como la imposibilidad práctica por parte del Estado de contralor efectivo no pone ningún límite real al consumo, constituyendo un verdadero peligro para la sociedad en su conjunto.

3. Nos pronunciamos en contra de todos los mecanismos que faciliten el consumo, incluyendo el autocultivo.

4. No se disponen las medidas suficientes para ayudar a los drogadictos a salir de su condición enfocándose el proyecto simplemente en facilitar el acceso.

5. El proyecto aumenta los incentivos a consumir marihuana al facilitar el acceso y abaratarlo lo que repercutirá en una aumento del número de consumidores y la cantidad consumida generando un aumento del gasto hoy incalculable sobre el sistema de salud.

6. La Sociedad de Psiquiatría del Uruguay y la Sociedad de Psiquiatría de la Infancia y la Adolescencia advierte de las consecuencias del consumo puntual de la droga pero aún más en los casos crónicos. En particular declararon en un comunicado a la opinión pública oponiéndose al proyecto: "Cuando el consumo es frecuente, intenso y crónico puede generar un síndrome amotivacional con apatía, desinterés, indiferencia, disfunción de las capacidades cognitivas (atención, memoria, procesamiento de la información, razonamiento), afectación de reflejos, actividad motora y coordinación. Incluye alteraciones emocionales, cansancio y aumento de peso. Se deterioran las actividades interpersonales, sociales, el desempeño escolar, laboral, atlético".

7. No estamos dispuestos a que desde el gobierno se sigan impulsando políticas contrarias al interés general y en este caso en particular que exponen a los jóvenes a situaciones de riesgo innecesarias y a todas luces contraproducentes.

Por lo tanto, la Juventud de Concordia Nacional por las razones expuestas enfrentará por todos los medios legales disponibles la puesta en vigencia del proyecto y buscará los mecanismos de salud pública que disminuyan y no que aumenten el consumo de drogas entre los jóvenes.

Fuente: La Democracia