sábado, 3 de enero de 2009

¿AVANCE?

EVOLUCIÓN NO ES PROGRESO:



HIMNO DE PALESTINA I
_________________________________



HIMNO DE PALESTINA II
_________________________________



HIMNO DE PALESTINA III
_________________________________

Himnos de Palestina, HOY: NO SE PUEDE RESOLVER UN CONFLICTO MILENARIO CON BOMBAS INSTANTÁNEAS



"La preocupación por el hombre y su destino debe ser siempre el principal objetivo de todo esfuerzo técnico.
No lo olviden nunca entre sus diagramas y ecuaciones."

Albert Einstein

Luego E
(netendimiento mutuo) =
m
(asacre) por c(aos) a la enésima potencia... (¿...?)



Hola Fernando
:

Dices que no se puede hablar de avance científico, sino sólo de mera variación. Y, francamente… me asombra, la confusión de términos --¿sobrepeso ideológico?--. Avance solo quiere decir, en este caso, que en un momento B la ciencia logra más resultados (teorías, hipótesis, métodos…) que en un momento precedente A. Avance, como lo opuesto a retroceso y distinto a estancamiento. Las cosas avanzan o no, para bien o mal, para gusto o disgusto… Esto ya es otra cosa, aunque también muy importante, como es importante la moral y la ética. No pierdas de vista que también avanza una enfermedad o la obra de construcción de un puente o un poema... o la humanidad, cuando no retrocede o está estancada.

Son muchas las cosas que hace la humanidad, de las que se puede predicar que avanzan, retroceden o están estancadas, entre ellas la ciencia y la tecnología, como la actividad económica en cuantía de producción y productividad, etc. No es la primera vez que lanzas juicios de reproche y condena de la actividad científica, y francamente no logro entender la razón, me recuerdas a una persona que opinaba algo similar de la ciencia al compararla con la Biblia. Pero, como decía Aristóteles, el hombre tiende naturalmente al saber. Y la ciencia se debe a esta condición humana, que viene estrechamente ligada a la técnica. La que le da al hombre mayores oportunidades para conseguir lo que requiere.

¿Se podría desterrar la ciencia de entre las cosas humanas? Planteas acaso que la humanidad estaba mejor, o muy bien, cuando ciencia y la tecnología pesaban casi nada. Si es así, ¿no sería, consecuente con tu pensamiento, que desecharas el uso de todo lo que ha derivado de la ciencia? Mira que no es imposible, no te sería muy difícil internarte en una de las selvas de mi país junto a tu familia y vivir alejado del tufo de la gasolina, el humo, el desagradable brillo de las pantallas del computador, la comida chatarra, la ropa sintética… gozando de la compañía de personas en igual condición, que ahí están.

¿Se podría a nombre de ética y moral prohibir la actividad científica? Bueno, de hecho, algo de esto hacen los regímenes totalitarios, prohibiendo la libertad de la búsqueda científica y filosófica, limitándola a lo que compagina con los intereses de las elites en el poder y su concepción de lo moral. Es asombroso el escaso o casi inexistente hábito de los cubanos, que llegaron a Bolivia a alfabetizar y prestar servicios de salud, por enfocar y analizar temas políticos.

Estos temas les resultan extraños, salvo algunos chistes crueles sobre Fidel y su hermano. Será quizás que en esta patria del socialismo marxista el pensar en la política está marginado o limitado a las elites del partido. No sería extraño. Mientras Chávez está afanado por imponer la enseñanza del “materialismo histórico” en las escuelas como única visión de la realidad social.

También estos recelan de la ciencia, como la gente que aún rompe lanzas porque en los EE.UU. se enseñe la “teoría creacionista”.

Creo que magnificas el rol de los poderosos, atribuyéndoles capacidades de manipulación del destino de la humanidad, en función de sus intereses mañosamente creados. Y, ves el mundo como un juego o lucha de buenos y malos. Sobre estas cosas, Albert Einsten decía: “Las personas podemos hacer lo que queramos, pero no podemos querer lo que queramos”. ¿Por qué? Por la gravitación de nuestros antecedentes biológicos, culturales, el sistema económico político social, la familia... Factores que si bien le dan base y posibilidades al libre conducirse de las personas, también le ponen límites, ahí, en el querer. La ciencia, al servir a los poderosos, también le sirve al sistema social y así a la sociedad. ¿No se ve esto en la forma de vida que tenemos?

Acaso no es el nivel de productividad, efecto de la aplicación tecnológica de la ciencia, la que está sacando de la pobreza extrema a centenares de millones de personas del pueblo chino y la India. Productividad llevada por las empresas transnacionales capitalistas acicateadas por sus afanes de ganancia. En el núcleo del sistema capitalista está el egoísta afán de ganancia como la derivación de este en beneficio de los demás. Sería bueno volver a leer algo de Adam Smith: “No es de la bondad del carnicero que tenemos que esperar…”

Además, el servicio de la ciencia en una economía de mercado está sujeto a la racionalidad impuesta por la competencia y el final juicio de los consumidores --a cuyas necesidades e intereses no puede ser indiferente ni la publicidad comercial--. En ambiente de competencia nadie puede manipular a gusto la actividad científica, ni siquiera el gobierno. En una sociedad que respeta en alguna medida la libertad de las gentes siempre ha de haber quién piense distinto y proceda en consecuencia, de frente o veladamente, como con la investigación dirigida a las “células madre”.

Es un asunto para tomar en cuenta, como ante la subida espectacular de los precios de los hidrocarburos miles de miles de personas, universidades, organizaciones científicas, tecnológicas, empresas, etc., etc., se han puesto a buscar alternativas. Hoy, para este año, están entrando al mercado vehículos eléctricos que pueden competir con los de gasolina en costos de operación y calidad de rendimiento. Funcionan con baterías de litio recargables en la red eléctrica, y están anunciando ya mejores baterías de hierro aire, entre otras. Así como generan problemas, ciencia y tecnología, sólo ellas podrán dar opciones de solución. Si es que los políticos no les ponen trabas definitivas a nombre de ideologías retrógradas.

Es cierto que el afán consumista de las gentes en los países desarrollados, especialmente de los ricos, ha llegado a niveles grotescos como nocivos, para esta misma gente como para la sociedad. Pero, esto no se podrá superar deteniendo el desarrollo de la humanidad, porque no es posible. Ni marginando la actividad científica o poniéndola bajo la orientación de un grupo de iluminados conocedores del bien y del mal. Porque estos tampoco existen. Porque el bien y el mal están sujetos a variación, resultantes como son de personas, sociedades, cultura y circunstancias cambiantes. Aquí lo que tiene que contar es la educación, la construcción y gravitación de ideologías nuevas y apropiadas. Estas tienen que pesar ahí donde han fracasado las viejas religiones e ideologías mesiánicas como las marxistas. Es aquí que tiene lugar la actividad filosófica y la misma ciencia --¿no es la filosofía una ciencia?--, para reorientar los valores y visiones del mundo poniéndolas a la altura de estos tiempos de creciente y acelerado desarrollo científico tecnológico. ¿Se podría esperar soluciones de la ignorancia?

El acabarse de los recursos naturales del planeta. Ya hace treinta años atrás, o algo más, se había predicho una insostenible subida de los precios de las materias primas por la creciente actividad productiva, que fue desmentida en los hechos de las décadas siguientes con menores precios, efecto del desarrollo de técnicas de reciclado uso más productivo de los materiales. Si en los últimos años subieron a niveles espectaculares, fue, en buena medida, por la acción de los especuladores. El actual reajuste de la economía ha de poner esto en niveles más modestos y reales.

Pero es más, veamos qué hace la tecnología en la actividad productiva: crear y mejorar combinaciones de materiales aumentando la productividad. Y, es que producir es combinar materiales, factores, elementos de determinadas maneras. Sobre esto es que inciden ciencia y tecnología. Entonces, en la media en que se desarrollen darán lugar a combinaciones más productivas y al uso de materiales nuevos y menos escasos. ¿No es acaso, por lo menos formidable, la disminución de los costos de la comunicación entre las personas a lo largo y ancho del planeta, que dos personas puedan conversar, aún estando a decenas de miles de kilómetros invirtiendo sólo unos pocos centavos? Pasado mañana, esto que está pasando con las comunicaciones pasará también con los combustibles y los alimentos. La naturaleza ha generado toda la gama de seres complejos y admirables, precisamente, combinando elementos y materias previas, simples, de determinadas maneras. Y la ciencia avanza descubriendo las formas básicas de este tipo de combinaciones. Va en camino de hacer lo que la naturaleza hace y más aún.

De la ética y la moral que se ocupen la filosofía, la educación y los ideólogos, los líderes de la sociedad a través de los gobiernos, las estructuras de poder de las religiones y hasta las empresas. Es por aquí que está el desfase en el desarrollo de la humanidad, y no se salvará por despreciar o marginar la actividad científica.

Cordialmente,
Tito Pedro Reynaga


--- El sáb, 3/1/09, fernando gutierrez escribió:
De: fernando gutierrez
Asunto: [arje] avanzar
Para: arje
Fecha: sábado, 3 enero, 2009 2:25

Hablar del AVANCE tecnológico, científico, es un contrasentido. Pues si se supone por un lado que la ciencia y la tecnología son neutrales respecto de la deriva política de sus aplicaciones entonces no veo por donde se puede hablar de avance en lugar de mera variación...pues cuando se habla de avance se habla de un proyecto y si se hablar específicamente del avance de la humanidad entonces se habla de un proyecto no sólo político sino macropolítico.

Si este proyecto no existe para los científicos y tecnólogos, dada su cofradía y obsecuencia con los intereses dominantes, entonces no veo como puedan apuntar a alguna clase de avance, esto es, a alguna clase de telos, de camino, de futuro. No..., en su mayoría, los científicos y tecnólogos no están hoy día de cara al futuro... al futuro de la humanidad... sino que están de culo al poder en su gran mayoría.

De modo que si la idea es que la humanidad avance...veamos entonces cual es el proyecto macropolítico o la proyección macropolítica dentro de la cual hablamos de tal avance...y con ello recordemos que ninguna proyección política o macro política puede dejar de lado las cuestiones del derecho, es decir, la objetivación de la ética en una institucionalidad que determine una auténtica direccionalidad política de largo alcance inspirada en el respeto hacia la libertad y la dignidad de las personas... sin distinción legal de raza o condición. Y veamos hasta donde la ciencia abandona sus contradictorias aspiraciones a la neutralidad y a un AVANCE que no es más que la sombra de su culpabilidad... y comprometiéndose con el desarrollo de la humanidad se compromete con las aspiraciones humanas hacia la pacificación de la existencia y abandona su sucio, su repugnante, su rastrero servicio a los intereses dominantes que son más que menos los mínimos intereses de una minoría muy reducida de multimillonarios y profesionales de la manipulación política, militar y religiosa que apestan a crimen.

Con respecto a los niveles de redistribución posibles... pues no hay que considerar como cota más alta en el nivel de vida el nivel de consumo de los habitantes ricos de los países potentados... ya que este nivel es claramente insostenible a largo plazo bajo las actuales condiciones de explotación de la riqueza biológica, energética, paisajística, etc., de nuestro planeta. Se necesita pensar la redistribución sobre la base de una aspiración no a una vida cada vez más pletórica de lujos insostenibles y hasta perversos... sino sobre la base de una aspiración a la vida digna y solidaria. Y sin embargo... es cierto también que el lujo no es prescindible... el ser humano es un ser lujoso que aspira al lujo… por lo cual la redistribución no ha de ser subordinación a la chatura, sino plataforma para que el lujo se distribuya según el mérito. Ni chatura socialista ni arbitrariedad capitalista... ya los griegos nos recomendaban evitar los excesos... buscar la moderación.

Alcanzar un nivel de vida digno no pasa simplemente por producir más, más, más... esto es solo la aberración de la producción. Hay que reconocer los limites de la producción, los limites del desfalco planetario, la necesaria escasez del lujo que garantice un mínimo a todos los seres humanos...reconocer que producir armas no es lo mismo que producir medicina, que producir haciendo miserable a muchos no es lo mismo que producir reduciendo siempre la miseria y teniendo la reducción y extinción de la miseria como meta...que producir respetando los ritmos de la vida no es lo mismo que producir reventándolos, que producir creyendo que el producir más ya resuelve todos los problemas... no es lo mismo que producir para resolver problemas y satisfacer necesidades. El planeta no es un plato caliente ni una letrina. La humanidad no es posible si lo que se produce no culmina en bienestar humano.

Saludos, Fernando



Prometiendo una meditada respuesta a Tito y agradeciendo a Gabriel su inclusión de la cuestión "Avance" en el blog que administra y el recordarme que aun puedo alzar la voz en relación a la actualidad más perentoria aunque esté un poco cansado...

Adhiero ferviente a la proclama que leerán más abajo... sin tapujos ni medias tintas... y aclaro previamente... que lo que parece estar realizando sistemáticamente Israel desde hace ya décadas es un genocidio en cuentagotas... es decir, Israel y sus gobiernos están empeñados, en plazos que se extienden ya mucho, demostrando la existencia de una inteligencia estatal vástamente comprometida... en deshacer una y otra vez el capital humano y la infraestructura económica del pueblo palestino, manteniéndolo en la pobreza, eliminando palestinos de manera aleatoria en parte y de manera selectiva en parte para conservar dos frentes de terrorismo armado que se disimulan mutuamente, atacando su inteligencia, su capacidad de reacción, su capacidad para elevarse y dignificarse como un pueblo autodeterminado.

Los palestinos son rehenes de una práctica genocida de la que tal vez existan pocos antecedentes... una guethización intervencionista... con masacres repetidas en intervalos planificados... que desangra lentamente las fuerzas vivas palestinas de tal modo que en ese desangramiento Israel conserva su preponderancia sobre ellas para controlarlas y maniatarlas a la perduración de sus objetivos estratégicos.

¿Qué los palestinos esto o aquello? Si, claro, se necesitan pretextos... ¿o no?


PALESTINA: EL GENOCIDIO QUE NO CESA
Prof. Fernando Gutiérrez,
Facultad de H.H.C.C.


El bombardeo de la Franja de Gaza por fuerzas de Israel comenzado el sábado 27 de diciembre, no tiene justificación. No es un enfrentamiento entre dos ejércitos. Sigue siendo la continuación del terrorismo de estado que practica Israel (la potencia ocupante), sobre el pueblo palestino. A la luz del derecho humano internacional sólo cabe calificar al estado de Israel de genocida y criminal.

El 9 de diciembre pasado, el Secretario General de la Naciones Unidas, decía en ocasión del 60° Aniversario de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio:

"La Convención fue la consecuencia directa del intento de exterminar a la población judía durante el Holocausto y desde entonces ha representado la aspiración de las Naciones Unidas de impedir que ese horror se vuelva a producir." Agregando: "La Convención obliga a los Estados signatarios a "prevenir y castigar" el delito de genocidio; a actuar contra los que matan o cometen otros actos graves "con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso, como tal".

En virtud de la Convención, los intentos de cometer genocidio e incitación pública al genocidio son actos punibles.

Una familia palestina mira las ruinas tras el bombardeo

El pueblo palestino ha sido sistemáticamente expulsado de sus tierras. En 60 años, la superficie de Palestina se redujo a menos de la mitad del territorio que le adjudicó NNUU. Cisjordania se encuentra fragmentada por carreteras israelíes que unen asentamientos ilegales de fanáticos amparados y alentados por la fuerza ocupante. El muro de la vergüenza ahoga vastas áreas de territorio palestino, pese a que la Corte Internacional de La Haya (2004) no sólo lo consideró ilegal sino que ordenó su demolición. Resolución convalidada por la Asamblea General de las NNUU.

Hace 60 años, la Ciudad Vieja, Jerusalén Oriental fue asignada a Palestina y allí su pueblo aspira a erigir su capital. Después de 1967 Jerusalén Oriental fue ocupada por Israel. En 1980 mediante la "Ley de Jerusalén" la potencia ocupante declaró "unilateralmente" a la ciudad como su capital "eterna y unificada". La anexión fue rechazada por los países miembros de las NNUU.

En la Franja de Gaza, que ocupa poco más de la mitad de la superficie de Montevideo, se hacina un millón y medio de habitantes. La mayoría de la población son refugiados que viven en 8 campamentos de la NNUU. El 50 % tiene menos de 15 años. Alrededor de dos tercios de los palestinos viven bajo el umbral de la pobreza. Según cifras oficiales, un tercio de la población está desempleada.

En setiembre de 2005, la potencia ocupante se retiró de la Franja de Gaza pero controla las fronteras y las cierra aplicando castigos colectivos a la población, creando periódicas crisis humanitarias, que nunca se terminan de subsanar. Los asesinatos selectivos (es el único país del mundo que aplica la pena de muerte por presunción), las incursiones armadas, la destrucción de viviendas y cultivos, los bombardeos son una constante en la vida de sus habitantes.

La policía israelí bloquea la entrada a los palestinos

Estamos frente a un genocidio. Hace unas horas, el lunes 29, el general de brigada Dan Harel, jefe adjunto del Estado Mayor israelí, lo expresó claramente: "esta operación es diferente de las anteriores. Hemos establecido un alto objetivo que estamos tratando de lograr". "Estamos atacando no sólo a los terroristas y los lanzadores de cohetes, sino también a todo el Gobierno de Hamás y todas sus ramificaciones", especificó Harel, agregando "estamos bombardeando los edificios gubernamentales, las fábricas, las fuerzas de seguridad y mucho más". "Exigimos la responsabilidad gubernamental a Hamás y no hacemos distinciones entre las distintas ramas. Después de esta operación no quedará un edificio de la organización en pie y el plan es cambiar las reglas del juego", añadió. (www.aurora-israel.co.il)

No hay lugar en los hospitales para tantas víctimas

Cabe recordar que Hamas (Fervor), es un movimiento Islámico que se inició en 1987 como una obra de Socorros Mutuos y aún hoy, sigue siendo una obra social en una sociedad fuertemente pauperizada. El triunfo de Hamas en las elecciones del 2006, tiene sus raíces en los lazos de solidaridad establecidos entre sus miembros y con sus comunidades. Con la destrucción de las redes sociales se acelera y profundiza el genocidio del pueblo palestino.

Los objetivos de Israel expresados por Dan Harel son una violación de los Convenios de Ginebra (12 de agosto de 1949) y el Protocolo I (8 de junio de 1977) y pasibles de ser juzgados por tribunales internacionales, por ser crímenes de lesa humanidad.

Nizar Rayyan principal figura de Hamás en Gaza, en una
fotografía de archivo, fue eliminado por la aviación de Israel.


Peter Hansen, director de la agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos, UNRWA, resumió, en noviembre, la situación en Gaza y Cisjordania: "Las estadísticas de muerte, destrucción y pobreza no llegan a transmitir el verdadero sufrimiento de la
población en los territorios ocupados. Barrios enteros (...) han sido arrasados. En nuestras escuelas una generación completa crece en un ambiente de violencia aterradora. La maldición de la pobreza endémica alcanza ahora a dos tercios de la población".

Basta de destrucción, desolación y muerte...

No basta con parar esta nueva agresión de Israel. Hoy estamos frente a un nuevo baño de sangre, pero en ningún momento ha cesado Palestina de sangrar. Es necesario llamar a las cosas por su nombre: estamos siendo testigos de un GENOCIDIO.

¿Qué hacer frente a un genocidio? Hay tantas propuestas, respuestas, consignas; No hay recetas. ¿Cuál está a nuestro alcance? ¿Cuál es la mejor...? ¿Quién lo sabe?

Lo que sí sabemos es que no somos ciegos ni sordos; ni mudos. Callar no ayuda. Nos hace cómplices.

Comisión de Apoyo al Pueblo Palestino (Uruguay)