lunes, 19 de enero de 2009

Wellcome Mr Obama y otros sonetos

"El grado último de
sumisión
es entender
la propia liberación
como un escándalo"





--------------------

Soneto: Wellcome Mr Obama

Defraudará como defraudan todos
los que ciñen laureles y coronas,
pero otros aires traen otras personas
y no es lo mismo Hollywood que el Nodo.

Por fin la lista de los reyes Godos
se viste de un color que desentona,
yes, we can, grita Springsteen y Madonna
cultivando gardenias en el lodo.

Y así, mientras los perros y los gatos
desnudos, con los ojos como platos,
le piden un milagro a san Obama,

los parias, los ateos, los maricones,
jugamos a no hacernos ilusiones
por si termina la comedia en drama.

So long Mr. Bush

Al criminal de guerra analfabeto
apóstol de un Yahvé paleocristiano
tan bastardo, tan mal samaritano,
peor que el otro Bush y más paleto,

cuyo programa cabe en un panfleto,
guantanamero, vil, burdo, tejano,
con futuro en la fragua de Vulcano,
da vergüenza ripiarle este soneto.

Caín de la batalla más cobarde,
el banquillo en La Haya está que arde
esperando que baje lo que sube.

Que se vaya al infierno en buena hora
el necio que desprecia cuanto ignora
con b de burro en vez de doble uve.

Joaquin Sabina
Interviú,19/01/09.


___________________________


Soneto: Brindis al sol

Sonaron los clarines, Carnicerito
de Dallas cede trastos a Morenito
de Illinois, el toro escarba en la arena.
No valen ya retóricas y aposturas,
Guantánamo se llama el primer miura,
la afición impaciente exige faena.

La cuadrilla conoce los entresijos
de tantos descalabros a plazo fijo,
de tanto crucifijo contra la ciencia.
Los Eres plantan minas anti persona,
se nos muere el planeta de tiritona,
urge que las neuronas tomen conciencia.

Desmontan la tribuna los albañiles,
agonizan los fastos y los desfiles,
qué rico el mambo con la primera dama.
Brindis al sol, muleta en la mano izquierda,
antes de que nos llegue al cuello la mierda
ajústate los machos, Barack Obama.

Sin olvidar que el príncipe va desnudo
habla para los sordos por tanto mudo,
por tanto Kunta Kinte y tanto Camborio.
No dejes que la bolsa te marque el paso,
jubila a los apóstoles del fracaso,
tu torre de marfil es tu purgatorio.

Protocolos de Kioto, ahí quiero verte,
desahucia el corredor de la mala muerte,
limpia el moco tendido del desconsuelo.
Aunque te acechen dagas y horas inciertas,
aunque el apocalipsis llame a tu puerta,
después de Bush triunfa hasta Mortadelo.

Joaquin Sabina,
02-02-09


http://www.facebook.com/l.php?u=http://elflacojoaquinsabina.blogspot.com%2F