jueves, 24 de julio de 2008

seis reflexiones

___
hacia la superconciencia I

Hay una tendencia en el universo hacia la formación de la conciencia, hacia la formación de la autoconciencia y por último, hacia la maximización de la autoconciencia en una cúspide ultraconciente, el plenum cósmico. Pero esto no es una esperanza sino un hecho atestiguado por miles de millones de años de evolución biológica sobre el planeta que inexorablemente ha conducido a más conciencia y a mayor claridad reflexiva, autoconciente, en el plano de la existencia humana.

Quitando la universalidad de este ascenso de la conciencia y atribuyendo su carácter perentorio sólo al fenómeno terrestre no haríamos más que concedernos vanidosamente un carácter singular y exótico dentro del fenómeno universal... doy por sentado que hay millones de otros planetas como este donde ocurre perentoriamente el mismo fenómeno de ascenso de la complejidad y la conciencia vital, el mismo fenómeno de formación de seres autoconcientes dotados de capacidad tecno-evolutiva.

La humanidad, por otro lado, apenas ha ingresado en el desarrollo de su capacidad autocreadora por lo cual solo un catastrofismo infantil podría ver a la humanidad desfallecer o verse autodestruida por sus desmesuras, desmesuras que sólo alcanzan dentro del rango de la evolución total de la Tierra a una instancia ridículamente exigua y efímera. Lo cierto es que la humanidad experimenta actualmente y desde hace apenas unos miles de años el trance de su pasaje desde una era de conciencia arcaica protohumana apenas tecnificada y apenas ejercitada en el desarrollo del pensamiento, una era de formación que ha tardado quizás un par de millones de años, a una era de conciencia auténticamente humana en la que llegará a resolverse la difícil expansión de la conciencia individual en una conexión armónica con las estructuras comunitarias que han de ir abandonando su estructuración primitiva, espontánea, basada en lazos mítico - mágicos o morales o en la supremacía de los intereses burdamente fisiológicos (lo cual se refleja en la supremacía de la economía) para alcanzar el nivel de la estructuración ética, es decir, basada en el derecho constituido (la república nacional e internacional).

Una vez superado el umbral critico de formación protohumana, lo cual auguro ocurrirá en los próximos siglos, la humanidad habrá surgido de los fragmentos comunitarios protohumanos como una unidad global viviente y con un grado de autoconciencia planetaria que deparará un futuro promisorio a la autognosis planetaria... un futuro de millones de años, de cientos de millones de años para el cual nuestra pequeñez intelectual de la hora carece de hasta la más mínima capacidad de concepción... y sin embargo esto que somos hoy es la raíz de tales maravillosos horizontes superconcientes.

___
hacia la superconciencia II


Hay quienes quieren dar a entender que es mucho más "lógico" o "sensato" sostener una visión apocalíptica del futuro humano que un futuro promisorio como aquel del cual yo hablo, pero sea como parten de la misma circunstancia... una circunstancia en la que el ser humano es el agente que a través de sus decisiones de nivel planetario determinara una u otra de estas alternativas... la alternativa de una catástrofe que por lo tanto vendría a ser una autodestrucción o la alternativa de una superación de esta crisis momentánea de la humanidad debida al término de su periodo de expansión planetario, es decir, debida al cumplimiento de una etapa de desarrollo humano que consistió básicamente en la populación completa del planeta y la adquisición de potencia energética y tecnológica de nivel global.

Lo que constatan, por lo tanto, es lo mismo que yo constato bajo mi alternativa visión: una crisis energetica, climática, ecológica, institucional, etc., etc., de grandisimas proporciones debida en su totalidad a la obturación de la capacidad de expansión y despilfarro, de la capacidad de desarrollar una praxis no cíclica, sin preocupación por el sostén, el retorno, el reciclamiento, por parte de la humanidad.

Pero lo que no han considerado quizás lo suficiente es que esta circunstancia, mas allá de lo dolorosa que resulta, es singularmente promisoria por los dos factores que de este modo exhibe: una cada vez más clara noción humana de que el destino humano está en manos de la propia humanidad y no hay desvío posible más que el autodestructivo frente a la asunción de esta macro responsabilidad y una cada vez mas clara noción humana de que el planeta es un espacio limitado de vivencia y convivencia en el que se vuelven perentoriamente necesarios a los fines de la asunción de aquella responsabilidad la aceptación de sus limites y requerimientos que conduce necesariamente desde una evolución de expansión descontrolada y exponencial a una evolución basada en retornos cíclicos intrahumanos y medioambientales, es decir, a una evolución basada en el equilibrio entre las naciones y las individualidades expresado institucionalmente y un equilibrio en el ir y venir de la energía entre el entorno y la masa vital humana.

Mientras que imaginan que el curso humano continuará en la forma de un irrestricto proceso abusivo como hasta aquí lo ha sido y por lo tanto, puesto que esto no es sostenible, acabará en el abismo del agotamiento y la irrecuperabilidad... yo estimo que solo asistimos al agotamiento de ese proceso de acumulación irrestricta y desordenada combinada con irracionales despilfarros y desproporciones distributivas... agotamiento basado en su extremación al borde de la imposibilidad de sostenerse... es decir, yo estimo que estamos ante la crisis final del periodo dilapidador de la humanidad y por lo tanto ante una toma de conciencia jamás antes vista por parte de la humanidad... la toma de conciencia de su pertenencia a la Tierra, es decir, de su pertenencia a un mundo limitado en cuyos estrechos limites la vida humana debe encontrar no ya un ambito de expansión sino su único hogar. Ante nosotros, la Tierra va cobrando la forma de nuestros propios límites, de nuestra propia mortalidad.

Hay quienes imaginan mientras tanto una escapatoria más allá de la Tierra... pero lo cierto es que no hay escapatoria para este encuentro con nosotros mismos en el exiguo espacio en que todos somos terrestres. Y tan pronto a través de esta dura crisis en el que el despilfarro, el abuso y la estupidez deberán cesar por peligrosas para nuestra existencia en el orbe, por perentoriamente peligrosas... crisis que seguramente nos reserva dolorosas instancias del mismo modo que ha sido una larga y dolorosa instancia la historia de la expansión energética y tecnológica irrestricta... tan pronto esta crisis, digo, nos coloque ante la gran decisión de continuar así hasta caer en el abismo o rectificar el rumbo... afirmo, sin temor, que la probabilidad de que la humanidad opte por rectificar el rumbo es tan alta como tan antigua es la evolución biológica sobre la Tierra, evolución que sostiene y ha dado vida a esta humanidad.

La humanidad, el ser humano, no es un acontecimiento casual sobre el planeta sino el producto del propio proceso planetario dentro del cual el proceso humano mismo deberá reorientarse... la evolución biológica sobre el planeta Tierra no condujo a la formación de la humanidad casualmente sino causalmente... puesto que la evolución biológica exhibe como hecho innegable el ser, desde siempre, un proceso de avance cualitativo y cuantitativo de la conciencia, del poderío vital que ha culminado momentáneamente en el ser humano pero que no halla, como es notable, su plenitud en él, sino que exige de el la persistencia del esfuerzo evolutivo. Esto significa, en resumen, que tras esta crisis de la conciencia humana en la que la humanidad alcanzará el grado de una conciencia planetaria incipiente... el horizonte humano podrá abrirse a continuación hacia una elevación de esa conciencia planetaria hasta niveles superconcientes que ciertamente podemos pero no concebir.

Prof.Fernando Gutiérrez
Facultad de
Humanidades y Ciencias
arje@yahoogroups.com



hacia la superconciencia III


1) La causalidad mecanicista dificilmente se puede sostener teniendo en cuenta el éxito CIENTÍFICO de la teoría general de sistemas con su poderosa derivación hacia el estudio de los sistemas dinámicos abiertos con presencia de atractores o el estudio de los sistemascaóticos.

La evolución de la vida bien pudiera comprenderse como la evolución de un sistema orgánico planetario abierto con crecimiento de la entropía negativa traducido en el crecimiento constante de la complejidad viviente que conlleva a su vez un crecimiento constante de la conciencia ... conduciendo este proceso causal-teleológico (entendiendo la teleología bajo la conceptualizacion que ha hecho de ella Bertalanffy) a la convergencia de todo el sistema-vida hacia un atractor que bien pudiera llamarse plenitud autognósica o plenum vital, pasando el sistema vida por un estado intermedio... el de la autoconciencia humana, el de la reflexividad inteligente... paso intermedio en el que la evolución biológica se traduce en evolución tecnobiológica autodirigida.

Por supuesto que entiendo que estos conceptos aún no son suficientes ni son el modo definitivo en que habremos de comprender la vida... pero constituyen un avance en la mentalidad científica que permite dejar atrás las caducas hipótesis mecanicistas o aleatorias acerca de la vida, incluyendo la envejecida y torpe teoría de la selección darwiniana y su variación la teoría de la selección de mutaciones al azar.

2) Lo dicho anteriormente ya es un argumento en favor de la pululación
de vida inteligente en el universo pues si dado un planeta con un mínimum de vida apenas incipiente podemos concebir este mínimum de vida como un sistema-vida abierto... y si consideramos que este sistema-vida abierto recibe de manera continua durante miles de millones de años la emisión de un sol adecuado para la conservación de ese sistema-vida y aportarle a un ritmo adecuado la entropía negativa necesaria para el crecimiento exponencial de su complejidad intrínseca... y si consideramos que un sistema-vida tal traduce su complejidad siempre en mayor conciencia hasta llegar al nivel autoconciente... entonces todo ambiente apropiado para la vida podrá ser prácticamente de un modo indefectible apropiado para el crecimiento de la complejidad viviente, el aumento de la conciencia y la formación de seres inteligentes.

3) Con respecto a si es posible la vida o la inteligencia más allá de la química del carbono, hay que recordar que sólo la química del silicio permite la formación análoga de macromoléculas... pero la química del silicio, dado el peso atómico de este elemento, no permite ni medianamente la misma complejidad macromolecular, casi ilimitada, que si permite la química del carbono.
Prof.Fernando Gutiérrez
Facultad de
Humanidades y Ciencias
arje@yahoogroups.com


hacia la superconciencia IV

1) Las profecías apocalípticas, los milenarismos, los catastrofismos de toda índole, los sueños y pesadillas milenarias en las que tantos han caído como en un trance de vanagloria... así los nazis, por ejemplo... no son más que ensoñaciones apoteósicas en las que el efímero individuo se embarca para sentirse con derecho a juzgar al mundo, para juzgar al tiempo, para juzgar a la vida, es decir, ensoñaciones mediante las cuales se pretende transformar la propia debilidad e impotencia en una venganza total sobre todo lo vivo... con cinismo nunca ausente. Pero lo cierto es que la vida, el mundo, el tiempo, son los jueces.

Cuando Heráclito decía... "A todas las cosas, al llegar el fuego, las juzgará y condenará", no se refería a apocalipsis alguno, sino sólo a la necesaria extinción que hace posible la eterna renovación de la existencia... se refería a la acción destructora y creadora del devenir que no puede ser juzgada así como no se juzga a un niño.

Alimentar los ánimos apocalípticos, anunciar la inminencia de la catástrofe, es incentivar el miedo, el auge del pánico y sugerir la necesidad de salvadores, de poderes que asuman las riendas del destino humano... es decir, es incentivar las respuestas todopoderosas, totalitarias, irracionales respuestas de la dominación sustentada en el temor, en el terror, en la amenaza del abismo.

Mantengámonos alertas, pues, cuando vanos agitadores anuncien sus apocalipsis y sus milenios de gloria o de terror... ellos son solo tramposos esclavizadores de la conciencia, que agitan el látigo del temor para mejor establecer su dominio. ¿Acaso no se alentaron fantasmas aterrorizantes entre los norteamericanos y los europeos para que estos asistieran como rebajados colaboradores cargados con las cadenas del miedo a la infamia de la invasión de Irak y Afganistán?

triangulo.jpg

Terminología del Análisis Transaccional:

PC NOOK = Padre Crítico No OK [perseguidor]

PS NOOK = Padre Salvador NO OK [salvador]

NS NOOK = Niño Sumiso NO OK [víctima]


2) No llamo Superconciencia a nada en concreto pues la Superconciencia es sólo el máximo que supongo como culminación de la evolución biológica y tecnobiológica en un futuro extremadamente lejano... dentro de decenas y hasta centenares de millones de años.

Lo que tenemos hoy, en este presente de apenas algunos siglos de transición es una crisis de planetización de la especie humana, planetización a través de la cual la humanidad hallará sus limites terrestres y de este modo iniciará un proceso de concientización global, es decir, se iniciará una conciencia planetaria.

El carácter incipiente de esta protoconciencia planetaria no hará menos interesante su futuro sino que por el contrario... abrirá un horizonte de esperanza para toda la vida terrestre, esperanza de la que nosotros podemos ser detentores. Claro que la formación de esta protoconciencia planetaria incipiente, al implicar el fuerte choque con los limites de la expansión sin medida en la que se ha venido embarcando la humanidad fragmentaria hasta ahora... no será posible sin una crisis de conciencia, una crisis energética, una crisis ecológica, una crisis climática, etc., etc.... es decir... estamos ante la crisis de un modo de vida y el pronto surgimiento de otro, donde pronto equivale a un par de siglos o más.

3) Con respecto a si un asteroide al golpear la Tierra puede acabar con toda la vida sobre ella y de este modo tronchar la formación de una superconciencia sobre su faz verdeazul... ello podría haber ocurrido antes en el plazo de los miles de millones de años de evolución anterior a este momento de nuestra existencia... ello podría ocurrir pronto, ello podrá ocurrir en un futuro mas o menos lejano... y no me amedrenta el saberlo. Pues si como supongo la formación de vida inteligente y su potenciación y elevación hacia lo inimaginable es algo a lo que tiende genéricamente el universo... alcanzando con que esto ocurra en un mundo por cada galaxia existente o grupo de galaxias existentes para que ocurra miles de millones de veces... entonces la extinción de la vida en nuestro mundo no significará más que... "la extinción de la vida en un mundo cualquiera". Tendremos en lo sucesivo, los seres humanos sobre la Tierra, la macrorresponsabilidad de elevarnos hacia lo más alto en materia de conciencia... pero si las probabilidades en contra de que esto ocurra se efectivizan ello no cambiará ni un ápice la dirección general de la evolución cósmica hacia la autognosis. El universo seguirá adelante aún sin nosotros... no hay vanagloria posible que no se desintegre ante esta constatación de la eternidad. ¿Acaso esto es ser antropocéntrico?

Prof.Fernando Gutiérrez
Facultad de
Humanidades y Ciencias
arje@yahoogroups.com


pseudovida de silicio

Aqui les dejo un encantador artículo escrito por un científico, el biólogo Nasif Nahle Sabag, responsable del BIOLOGY CABINET, Instituto para la Investigación Científica y Educación en Biología (614-C S. Business IH 35 New Braunfels, TX. 78130 USA)...

En este artículo donde el muy estimable biólogo no se priva de su sentido del humor nos deja bien en claro lo irrisoria que resulta la hipótesis de la existencia de formas de vida basadas en la química del silicio... dejando en claro a su vez que solo la quimica del carbono es apta para la vida.

Prof.Fernando Gutiérrez
Facultad de
Humanidades y Ciencias
arje@yahoogroups.com


SERES VIVOS DE SILICIO
http://biocab.org/Seres_Vivientes_de_Silicio.html

Las historias de ciencia ficción en las cuales se sugiere la existencia de seres vivos construidos de silicio en vez del carbono han proliferado desde hace varias décadas, por ejemplo, en los argumentos de muchas películas y series de TV.

La idea no es nueva, pues esta se originó en 1891 (¡!), cuando Julio Sheiner escribió sobre la posibilidad de vida extraterrestre fundada en el Silicio.

Desde entonces, muchos soñadores han soñado acerca de seres vivos hechos de diversos materiales extraños. Incluso se han publicado muchos artículos en magazines científicos que hablan de las posibilidades del Silicio como bloque de construcción alternativo de los seres extraterrestres. La pregunta es si es posible la existencia de organismos vivos hechos de Sílice en nuestro universo. La verdad (y pido perdón a los que lo han tomado muy en serio), a menudo, me río de las discusiones de los siliconistas. Vea Usted porqué:

1. Si fuésemos organismos hechos de Silicio, tendríamos que comernos a otros organismos hechos del Silicio. Ahora, piense en qué y cómo defecaríamos. A menos que fuéramos sistemas termodinámicos 100% eficientes -algo imposible de conseguir en este universo- sería extremadamente duro para nosotros el paso de "esos cristales" a través de "esas suaves membranas intestinales".

2. Si oxidáramos a una molécula de Silicio el resultado sería Dióxido de Silicio. ¿Cómo eliminaríamos los cristales de dióxido de silicio (¡cuarzo!) de nuestras células?

3. Solamente las moléculas construidas con Carbono pueden experimentar las interacciones entre las partículas con carga a través de los fotones para impulsar la energía a partir de una a otra MOLÉCULAS ORGÁNICAS, es decir, moléculas hechas de Carbono para transferir la energía interna de las células de forma autónoma. Así es que bajo ninguna circunstancia las moléculas hechas con Silicio podrían formar membranas que pudieran experimentar la Fuerza Motriz Protónica, por lo tanto, tampoco experimentarían vida.

4. Ahora, considere el problema ineludible de la diversidad de las proteínas... Necesitamos proteínas para cada uno y para todos los procesos realizados por nuestro cuerpo. Si no hubiera proteínas, no habría pensamientos, no habría reproducción, no habría movilidad, no habría respiración, no habría fotosíntesis, no habría ARN y ADN, no habría réplica del ADN, no habría... seres vivientes. ¿Usted conoce alguna enzima hecha con cadenas de Silicio? Es tan simple.

5. Finalmente, ¿ha considerado usted el hecho de que no hay demasiada variedad de compuestos hechos con silicio en el universo observado? En un modelo muy convencional, la evolución necesitaría más de diez trillones de modificaciones localizadas en las moléculas de ADN para producir la biodiversidad actual (yo creo que estos cálculos se quedaron muy cortos). No hay una sola molécula del silicio que puede compararse con la del ADN o con la de ARN.

6. La primera discusión de los siliconistas es que, similar al Carbono, el Silicio tiene cuatro electrones de valencia, denotando que el Silicio puede ligarse a otros cuatro átomos. Sin embargo, El silicio tiene ocho electrones más que el carbono (dos en el primer nivel de energía, ocho en el segundo y cuatro en el tercero), lo cual hace que el Silicio forme compuestos complejos altamente inestables. Además, los compuestos basados en el Silicio que se han comparado con los compuestos hechos con Carbono se han sintetizado siempre artificialmente, o sea que su síntesis a sido forzada. No hay síntesis espontánea de tales compuestos en la naturaleza.

7. La discusión principal de los siliconistas es que el Silicio se encuentra al lado del Carbono en la tabla periódica de los elementos químicos. El Boro, el Nitrógeno, el Fósforo y el Aluminio también están a un lado del carbono en la tabla periódica, y nadie ha pensado en vida basada en cualquiera de esos elementos. La situación difícil aquí es que el Silicio es un metaloide, mientras que el Carbono es un elemento no-metálico. No hay una comparación viable entre las propiedades químicas del Carbono y del Silicio.

8. Otro argumento de los siliconistas es que el Silicio puede formar un compuesto que actúa como "una clase de membrana semipermeable", muy similar a las membranas formadas con compuestos orgánicos porque deja pasar algunas substancias y evita el paso de otras. A los siliconistas se les olvidó que hay varias clases de membranas formadas con compuestos carbonáceos. Una membrana bacteriana no es igual a una membrana de una cianobacteria, o a una membrana vegetal, o a una animal. Una membrana plasmática no es igual a una membrana nuclear, a una membrana de cloroplastos o a una membrana mitocondrial. También se les olvidó que la vida es un estado de la energía que se manifiesta como la Fuerza Motriz Protónica que únicamente puede realizarse en membranas hechas con Carbono. Recuerde toda la parafernalia de substancias que se requieren para que este estado de la energía se conserve. El Silicio no posee esa propiedad fisicoquímica, ni la flexibilidad, ni la versatilidad del Carbono para formar espontáneamente esta gran diversidad de productos altamente estables necesarios para que se establezca el potencial de membrana.

La naturaleza tiende a moverse por el camino más espontáneo, aunque ese camino no sea el más simple. Si en el universo fuera posible la síntesis espontánea de seres vivientes hechos con Silicio, la tierra los tendría. Es tan directo.

Los inventores de la vida basada en el Silicio deben solucionar numerosos rompecabezas antes de decir incoherencias. El disparate más grande de esta... alucinación... es que si hubiera seres vivos sintetizados con Silicio, sus procesos serían tan diferentes de los procesos realizados por los seres vivos hechos con Carbono que no habría una manera de saber acerca de su existencia, ni usando lo mejor de nuestros métodos de detección de actividad metabólica.

¿Desea Usted conocer a un animal hecho de Silicio? Bob Esponja es un animal hecho de silicio. ¡No se ría! Si Bob Esponja perteneciera a un grupo de animales llamado Phylum Porifera (esponjas) y al orden Demospongia, entonces el esqueleto de Bob estaría formado de muchas pequeñas espinas entramadas llamadas espículas, las cuales estarían hechas de Silicio. Las espículas de muchas esponjas están hechas con Silicio. Sin embargo, las células realmente vivas de Bob Esponja estarían hechas con Carbono, por lo que no habría un sólo proceso metabólico en donde Bob tuviera qué utilizar el Silicio para estar vivo; lo que es más, si Bob perteneciera al género Oscarella, entonces Bob no necesitaría de un esqueleto.

Esto de los siliconistas me suena a Vitalismo (vitalistas colados). Los vitalistas piensan que la vida es algo que puede transferirse o infundirse en cualquier clase de material. A diferencia de los vitalistas, nosotros sabemos que la vida es tan sólo un estado de la energía que solamente puede ser experimentado por un arreglo molecular específico.


Si, la vida puede ser experimentada en cualquier parte del Universo en donde las condiciones sean propicias para ello; sin embargo, no cualquier clase de arreglo molecular puede experimentar la vida. En esto último las cosas son muy específicas.

¡QUÉ DESBARAJUSTE! ¡Los Siliconistas han arrojado las leyes fisicoquímicas a la basura!

¡Y NO VENGAN CON QUE LAS GRANDES IDEAS SIEMPRE HAN ESTADO CONTRA LAS LEYES!

Sí, contra las leyes de las sociedades humanas, pero las leyes fisicoquímicas del universo son inviolables ¿De acuerdo?

SE TE AUTORIZA A REÍRTE DE MÍ SI ALGÚN DÍA LOS CIENTÍFICOS ENCUENTRAN FORMAS VIVIENTES HECHAS CON SILICÓN. POR LO PRONTO, YO ME RÍO DE LAS IDEAS DE LOS SILICONISTAS...

Prof.Fernando Gutiérrez
Facultad de
Humanidades y Ciencias
arje@yahoogroups.com

Otra lectura sugerida:
Las Semillas de la Vida


antimística

Voy a comentar esta frase de René Guenon...

"Ya que nos hemos visto obligados a hacer alusión a las «supervivencias» que en la mentalidad común han dejado unas teorías, en las que no siguen creyendo ni siquiera los propios científicos, y que no dejan por ello de ejercer su influencia sobre la actitud de la mayor parte de los hombres, tal vez convendría insistir un poco más en su estudio, pues en ellas hay algo que todavía puede contribuir a explicar algunos aspectos de la época actual.

A este respecto, conviene recordar en primer lugar que una de las principales características de la ciencia profana, en cuanto abandona el ámbito de la mera observación de los hechos y aspira a sacar algo de la acumulación indefinida de detalles particulares que constituye su único resultado inmediato, es la más o menos laboriosa edificación de teorías puramente hipotéticas y que, dado su punto de partida completamente empírico, no pueden dejar de serlo, pues los
hechos, que en sí mismos son siempre susceptibles de diversas explicaciones, nunca han garantizado la verdad de ninguna teoría ni podrán hacerlo, cuestión ésta en la que nada influye su multiplicidad mayor o menor; ésta es la razón de que, en el fondo, tales hipótesis estén mucho menos inspiradas por las observaciones de la experiencia que por algunas ideas preconcebidas, así como por algunas de las tendencias predominantes de la mentalidad moderna.

Por otra parte, ya se conoce la creciente rapidez con la que tales hipótesis
son abandonadas y rechazadas en nuestra época, y resulta evidente que estos cambios continuos bastan, como es evidente, para demostrar su poca solidez y la imposibilidad de reconocerles valor alguno como conocimiento real; por ello y en el propio pensamiento de los científicos, adoptan un carácter convencional, es decir, en definitiva, irreal, y en ello podemos encontrar un nuevo síntoma del acercamiento a la disolución final."
Rene Guenon


Comentario:

Lo que afirma aquí Guenon es claramente tendencioso. Supone que por el hecho de que las teorías científicas evolucionan y unas son sustituidas por otras de ello resulta un relativismo teórico tal que al fin y al cabo lo unico que la ciencia termina poseyendo son fantasmagorias explicativas.

Lo que no quiere ver ni comprender Guenon es que si unas teorías sustituyen a las otras no lo hacen en detrimento del nivel de comprensión alcanzado por aquella que queda atrás sino que lo que ocurre es que la nueva teoría permite la comprensión de los hechos que la teoría anterior pretendía explicar de un modo mas profundo y asimismo alcanza a la comprensión de otros hechos que aquella ni siquiera tomaba en cuenta. De modo que lo que hay no es una mera sustitución sin evolución entre las teorías científicas sino que cada nueva teoría representa dentro de la investigación científica un nuevo avance en la comprensión de la realidad, una evolución de la comprensión humana acerca del universo.

Esto no quita, claro, el admitir que la ciencia, en cuanto conocimiento humano, no deja de estar cargada de prejuicios e intenciones humanas... y es quizás la reflexión filosófica la que se hace imprescindible aqui en el panorama del pensamiento como modo de exhibir tales prejuicios e intenciones en el transfondo de la labor científica. Hay mucho que criticar a la actual ciencia... pero de allí a afirmar que la ciencia no conduce a conocimiento alguno hay un abismo... un abismo que solo puede ser útil y apropiado a quienes persisten en una visión mistico-magica de la realidad a la que no podríamos retornar más que como un amargo retroceso similar a la quema de todas nuestras bibliotecas y la destrucción de todos nuestros actuales archivos de información. Esto quizás alegraría el corazón de unos cuantos místicos.

Prof.Fernando Gutiérrez
Facultad de
Humanidades y Ciencias
arje@yahoogroups.com

___